Premià de Dalt (Barcelona)
Herramienta de traducción gratuita de páginas web
by free-website-translation.com


DIMORFISMO SEXUAL DEL JILGUERO
El dimorfismo sexual es definido como las variaciones en la fisonomía externa, como forma, coloración o tamaño, entre machos y hembras de una misma especie. Se presenta en la mayoría de las especies, en mayor o menor grado.
DIFERENCIAS ENTRE MACHO Y HEMBRA
Coloración general: La coloración general en los machos tiene una tonalidad mas brillante y mas vivaz, con notorio amarillo en las alas. En el caso de las hembras la coloración es mas opaca y menos llamativa, y la cantidad de amarillo esta mas reducido. Esto es así debido a que el macho debe captar la atención de la hembra, y esta, debe pasar lo mas desapercibida posible mientras tiene estancia en el nido.
Careta: La careta o madroño rojo, en el caso de los machos es mas grande, llegando a sobrepasar el ojo por encima del parpado. En el caso de las hembras la careta no sobrepasa el ojo, sino, se queda a mitad del parpado, o a 3/4 como mucho. La zona blanca de la cara es más clara en el macho que en la hembra.
Bigotes: Es la zona que rodea el pico Los bigotes se encuentran en los laterales del pico. En el caso de los machos, estos son de color negro. En el caso de las hembras son de color grisáceo.
Capirote: Es la zona que va desde la cabeza hasta el principio de la espalda, es negra en el macho y pardo grisácea en la hembra.

Arriba: jilguero macho. La careta de color rojo sobrepasa el ojo.
Arriba jilguero hembra, la careta no sobrepasa el ojo.

Hombros: Para observar correctamente los hombros hay que estirar suavemente del ala del ejemplar. En el caso de los machos los hombros son completamente negros. En el caso de las hembras los hombros son pardo grisáceos salpicados de verde. En algunos casos hay machos con hombros verdes, estos son conocidos como "machos empedrados" o "machos aliverdes". En la foto inferior, el macho a la izquierda con su hombro negro, la hembra a la derecha con su hombro pardo.
Habas: Las habas son círculos (no esféricamente perfectos) blancos, situados en las plumas de la cola (no confundir con las pequeñas pintitas blancas que hay en la punta de las plumas de la cola). Las habas se dividen en números pares que van del 2 al 8, su función es básicamente estética y los machos las emplean para llamar la atención de las hembras cuando abren la cola durante su danza nupcial. Por esta razón es mas común que los machos posean mayor numero de habas, mientras que las hembras raras veces sobrepasan el numero de 4 habas.
Además de las habas, el plumaje del jilguero macho en la parte final del vientre, acaba en un único vértice, mientras que en la hembra acaba en dos vértices. En estas fotos a la izquierda un macho de 4 habas, a la derecha una hembra.
 

Volver al jilguero